miércoles, 25 de diciembre de 2019

Como las estrellas sobre nuestra azotea en París || Especial de Navidad


13 horas en Viena, 3 noches en Oslo y 7 semanas en París


No se dejaron ver anoche las estrellas sobre el cielo de nuestra azotea. Puede que mañana tampoco aparezcan; pero hoy están aquí, al otro lado del mar de oscuridad, y parece que hayan salido a saludar.
Lena está recostada contra el pecho de Kenny, esbozando con los dedos manchados de carbón un dibujo que él contempla con verdadera devoción mientras apoya la cabeza en el hueco de su cuello. Hay una mancha azul en el mentón de él, un recuerdo que trae a la memoria las risas y los murmullos confidentes de esta tarde.
De vez en cuando se atreve a apartarle un mechón de cabello cobrizo del rostro, y entre trazo y trazo acerca los labios a su oído para susurrarle un secreto que es solo de los dos.
Están cerca de nosotros, pero parecen perdidos en alguna de las estrellas que nos observan.